Los 10 mayores desafíos a los que se enfrenta el cumplimiento en 2022 (I entrega)

Los desafíos empezaron en el año 2020 cuando en las primeras semanas China informaba que estaba surgiendo un nuevo virus. Entonces todo cambió. Poco sabíamos cómo llegaría a apoderarse de nuestras vidas personales y lugares de trabajo. A medida que la nueva variante de COVID-19 (ómicron) se está multiplicado, es probable que los primeros meses de 2022, existan nuevas medidas, restricciones y/o refuerzo de la vacunación.

Los 10 mayores desafíos a los que se enfrenta el cumplimiento en mi opinión para este año 2022, serian:

  • Lugar de trabajo continua en entorno covid-19, y la cultura de la empresa debe buscar la salud mental y bienestar de los empleados.
  • Enfoque en el fraude
  • Manejo de datos de personas
  • Blanqueo de capitales
  • Cambio climático
  • Canal de denuncias
  • Ciberataques
  • Lucha contra la corrupción
  • Criptomonedas
  • Cártel y competencia

Lugar de trabajo post-COVID

Para las empresas más pequeñas, un retorno a un modelo de trabajo de oficina completa puede ser más factible, pero las expectativas de los empleados han cambiado para siempre. Algunos querrán regresar, mientras que otros no se sentirán seguros al hacerlo, incluso tras la vacunación. Además, muchos empleados habrán disfrutado del tiempo extra que pasan en casa con las familias y no tener que lidiar con viajes costosos y estresantes.

¿Qué significará esto en términos de cumplimiento del personal? El mayor cambio es que las empresas tendrán que volver a analizar sus riesgos de cumplimiento, pero esta vez a más largo plazo. La gestión del riesgo de conducta es el mayor desafío en estas circunstancias. Los problemas son muchos y variados, el primero de ellos (por obvias razones) sería la gestión del personal, asegurando que la documentación se mantenga y elimine adecuadamente, etc.

Adicionalmente, considero que las empresas deberán prestar atención a la salud mental y bienestar de los empleados. Llevamos dos años accidentados, muchos empleados han enfrentado situaciones desafiantes en el hogar, luchado para trabajar de forma remota en alojamiento compartido o tenido que equilibrar el trabajo con la educación en el hogar o las responsabilidades de cuidado. Algunos habrán experimentado la pérdida de un familiar por el COVID, entre otras. Inevitablemente, esto ha tenido un impacto adverso en la salud mental y el bienestar que puede continuar este año.

En ese sentido, las empresas deberán considerar cómo alejarse del modelo tradicional de bienestar físico que enfatiza la prevención de lesiones y accidentes a un enfoque más holístico que incorpore el bienestar mental y se centre en prevenir el estrés, el agotamiento y el conflicto.

Enfoque en el fraude interno

Más allá del avance tecnológico y la implementación de mejores prácticas de gobernabilidad, muchas empresas aún padecen en manos de gestores poco aptos y funcionarios sin escrúpulos. Bajo este panorama, desgraciadamente, cualquier organización con activos corre el riesgo de convertirse en el blanco de individuos malintencionados, en este caso, de algunas personas que trabajan para ella.

La Teoría del Triángulo del Fraude creada en 1953, por Donald Cressy sigue vigente, básicamente, este modelo posibilita identificar los motivos que originan o incentivan la puesta en marcha de fraudes mediante la definición de tres factores: a) Presión (por lo general, se relaciona con los problemas financieros del ejecutor como deudas con montos expresivos o situaciones inesperadas, por ejemplo, la pérdida del empleo); b) Oportunidad (frecuentemente, la oportunidad está estrechamente vinculada al control deficitario de los procesos organizacionales y a la fragilidad del sistema) y c) Racionalización (es el conjunto de motivos que justifican el fraude ante la mirada distorsionada del autor).

Tras la pandemia del COVID, en muchos países se han perdido miles de empleos, empresas han cerrado y en general se ha incrementado la pobreza. De acuerdo con el Grupo Banco Mundial, en 2021, el ingreso promedio de las personas situadas en el 40 % inferior de la distribución mundial del ingreso es un 6,7 % más bajo de lo que indicaban las proyecciones anteriores a la pandemia, mientras que el de quienes se ubican en el 40 % superior se redujo un 2,8 %. La razón de esta gran diferencia es que el 40 % más pobre aún no ha comenzado a recuperar el ingreso perdido, en tanto que el 40 % superior ha restablecido ya más del 45 % de la pérdida inicial de sus ingresos. Entre 2019 y 2021, el ingreso promedio del 40 % más bajo cayó un 2,2 %; en cambio, el del 40 % más alto se redujo un 0,5 %. La disminución del ingreso se ha traducido en un fuerte aumento de la pobreza mundial.

De esta forma, internamente en las empresas, ha aumentado la infidelidad interna, y ya no solo puede que se robe dinero o mercancía, también ha aumentado el robo de la información. Sin perjuicio, de ocultar o mentir información acerca de las transacciones, tecnologías, productos, servicios o situación corporativa lo cual puede afectar diferentes esferas del negocio y repercutir directamente en sus beneficios.  Estos casos, los profesionales del Compliance y de la auditoria, debéis realizar auditorías, aumentar el monitoreo de procesos, identificar errores. Luego de detectar las posibles fuentes de problemas y asegurarse que la empresa es capaz de implementar medidas eficaces en aquellas áreas donde se encontraron fraudes, no se debe olvidar capacitar el equipo de trabajo en esta materia.

Big data y análisis de personas

El año 2022 va a ver un enfoque continuo en un cambio importante en las formas en que se recopilan los datos de las empresas y posteriormente se analizan. Los reguladores del sector financiero, por ejemplo, la FCA (Autoridad de Conducta Financiera, FCA por sus siglas en ingles) y PRA (Autoridad de Regulación Prudencial, PRA por sus siglas en ingles), han publicado estrategias de datos que apuntan a un mejor uso de la inteligencia para identificar áreas de daño y rectificarlas más rápido, además, para mejorar el poder de la analítica de datos.

De igual forma, por ejemplo, las autoridades en materia de protección de datos de los distintos países de Europa, como lo es por ejemplo la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha estado publicando distintas guías para los tratantes de datos, ha incrementado las multas impuestas a los sujetos obligados, etc. Con lo cual, es probable que para el año 2022 las formas en que los reguladores vigilen de cómo se utilizan los datos cambien y se reflejen en la actividad de supervisión. En ese sentido, es probable que haya un mayor grado de intervención temprana y participación en todos los sectores a medida que surjan problemas. Con el auge de la Inteligencia Artificial, las empresas deberán crear una protección para los derechos de las personas cuyos datos están procesando y llevar a cabo una evaluación de impacto de protección de datos (como se debió efectuar al publicarse el GDPR) cuando exista un riesgo para los derechos y libertades de esas personas.

Blanqueo de Capitales

Lo más resaltante de la legislación sobre prevención del blanqueo de capitales aprobada el pasado 28 de abril regula las obligaciones de las empresas proveedoras de servicios de intercambio de criptomonedas. La nueva regulación, que tiene su origen en la V Directiva Europea sobre Prevención de Blanqueo, obligará a registrarse y a verse supervisados por las autoridades a los servicios de cambio de moneda virtual por moneda de curso legal, o viceversa, y los proveedores de servicios de custodia de monederos electrónicos.

Entre otros cambios claves en el cumplimiento de esta directiva están: a) definición de una lista de delitos determinantes reflejará la naturaleza cambiante del blanqueo de capitales e incluirá nuevos delitos como la ciberdelincuencia, el uso de información privilegiada y los delitos medioambientales; b) También incluye como delitos «ayudar e instigar» e «intentar e incitar» al blanqueo de capitales, lo que significa que la responsabilidad penal se extenderá ahora más allá de quienes realmente cometen el delito y facilitará que las autoridades financieras persigan  los que actúan como cómplices en esquemas de lavado de dinero; c) Extensión de la responsabilidad penal a las personas jurídicas (antes solo las personas podían ser condenadas por cometer delitos financieros, esto ahora se ha ampliado para incluir a las empresas o asociaciones). Además, si se considera que hubo una falta de supervisión dentro de una empresa, lo que resulta en lavado de dinero, los líderes empresariales ahora son responsables de cualquier sanción.

Adicionalmente, se ha modificado la pena máxima para delitos de lavado de dinero de uno a cuatro años. Además, cualquier sentencia puede complementarse con sanciones y multas (hasta 5 millones de euros), incluido el cierre completo de un negocio. Y se contempla, la cooperación sobre enjuiciamiento entre los Estados miembros de la UE.

Cambio climático

El cambio climático es un problema emergente en 2022 desde una perspectiva regulatoria y de gobernanza, ya que crea riesgos financieros, operativos, legales y de reputación. Los riesgos físicos debidos al cambio climático se manifiestan en tormentas, inundaciones, sequías e incendios forestales más frecuentes. Además, existen riesgos regulatorios de cambios en las políticas que hacen que las inversiones valgan menos, por ejemplo, la compra de automóviles Diesel. Los reguladores cada vez esperan que las empresas gestionen los riesgos físicos y financieros que plantea el cambio climático.

Recordemos que el 2021 se ha despedido con otra importante iniciativa de Naciones Unidas, la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26), celebrada en Glasgow el pasado noviembre, donde el Pacto Climático resultante fue firmado por 197 países, los cuales han sido exhortados a revisar sus compromisos de reducción de emisiones, posibles ayudas económicas a las regiones más pobres, inversión en proyectos de salud y protección de los bosques.

No te pierdas la segunda entrega, donde comentaré sobre los canales de denuncias; ciberataques; la lucha contra la corrupción; las criptomonedas y los cárteles en materia de la competencia.

Si te ha gustado este contenido, comenta y usa los botones abajo para compartir en tus redes sociales!!! 😊

Si quieres dejar tu opinión, recuerda que siempre sea de firma positiva y con respeto. Por el contrario, cualquier opinión agresiva, conductas o expresiones que vayan en contra del respeto, la dignidad, o constituyan injurias o calumnias será bloqueado, y denunciado a las Autoridades conforme a lo previsto artículo 208 del Código Penal Español. El delito de injurias se prevé una pena de multa que oscila entre 3 y 14 meses y para las calumnias la pena será de prisión de 6 meses a 2 años o multa de 6 a 24 meses.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: