Cómo promover la igualdad y la diversidad en el lugar de trabajo

La discriminación en el lugar de trabajo sigue siendo una gran preocupación para todas las empresas del mundo. Para ayudar, tengo algunos consejos sobre cómo promover la igualdad y la diversidad en tu organización. Un estudio realizado en 2020 por la empresa global de recursos humanos y nóminas ADP muestra que más de una cuarta parte de los trabajadores del Reino Unido han sufrido discriminación. Y lo que es peor, más de dos tercios se sentirían incómodos al plantear una reclamación si se produjera. Parece que los prejuicios de género, edad y raza siguen siendo habituales en las empresas británicas. Sin embargo, cuando se cuestionan, dan lugar a importantes multas. De igual forma, un importante estudio realizado por el TUC reveló que los trabajadores LGBT sufrían niveles extremadamente altos de acoso sexual (68%), y que 1 de cada 8 mujeres LGBT había denunciado una agresión sexual grave o una violación. Más preocupante aún es la constatación de que la mayoría (66%) no denunció el incidente a su empleador por miedo a ser «descubierto» en el trabajo.

Adicionalmente, en UK llama la atención también unas estadísticas sobre el aumento de las tendencias en los tribunales sobre los casos atendidos sobre discriminación o que alegan discriminación por discapacidad -que abarca la salud física o mental- se dispararon un 20% hasta llegar a 7700 en 2020 frente a 2019.

Los expertos en derecho laboral sugieren que el estrés en el lugar de trabajo está impulsando estas reclamaciones, con personas más dispuestas a presentar reclamaciones relacionadas con problemas de salud mental causados por la discriminación. Claramente, la discriminación en el lugar de trabajo nunca debe ser tolerada. Y con un mayor enfoque en la igualdad provocado como los movimientos #metoo y #timesup, las organizaciones realmente deberían hacer todo lo posible para promover la igualdad.

Deberíamos estar dispuestos a considerar la posibilidad de dar tanta importancia a la protección de la seguridad de las personas y su bienestar en el trabajo como a sus datos y a la prevención del blanqueo de dinero a través de las empresas. No obstante, mientras logramos tener conciencia de ello, te dejo 7 consejos para promover la igualdad y acabar con la discriminación en el trabajo:

1. Identifica y previene los prejuicios inconscientes

Todos tenemos prejuicios inconscientes. Si no reconocemos esto de nosotros mismos, ¿cómo podemos abordarlo?

Realiza un Test de Asociación Implícita (IAT) para ser consciente de tus propios prejuicios. Presta especial atención a los prejuicios relacionados con las nueve características protegidas (por ejemplo, la edad, la discapacidad, el cambio de sexo, el matrimonio, el embarazo, la raza, la religión, el género y la orientación sexual), ya que se trata de una discriminación.

2. Pon en marcha dentro de tu organización políticas de igualdad

Todo el mundo debe recibir un trato justo en todas las actividades cotidianas y en las decisiones relacionadas con el trabajo (contratación, formación, promoción, asignación de trabajo, remuneración, etc.). Debemos aceptar las diferencias de las personas, ya que una plantilla más diversa también es más rentable.

Pero hay que ir más allá, la experta en diversidad e inclusión Verna Myers lo expresó mejor «La diversidad es ser invitado a la fiesta; la inclusión es ser invitado a bailar«, abrazar las diferencias de las personas.

3. Cuidado con el lenguaje

Comprueba que todas tus comunicaciones están libres de lenguaje discriminatorio y sexista. El lenguaje descuidado o descuidado y los estereotipos, aunque no sean intencionados, pueden crear una percepción de desigualdad y hacer que las personas se sientan vulnerables. No olvides actualizar los formularios y documentos corporativos en cuanto a los pronombres.

4. Utiliza criterios objetivos

A la hora de contratar, formar y promocionar, asegúrate de tener criterios claros y objetivos para garantizar que siempre tomas decisiones basadas en el mérito y que no están influenciadas por prejuicios. Fomente la toma de decisiones en grupo o lleve a cabo auditorías si existe una preocupación sobre un equipo, un directivo o una unidad de negocio en particular.

5. Se proactivo

No sigas servilmente las normas si crees que son incorrectas, que crean prejuicios involuntarios o que llevan a que algunos grupos sean tratados de forma menos favorable que otros. En lugar de eso, trabaja para que se cambien. Si nadie da un paso adelante para cambiar el statu quo, estos prejuicios inconscientes seguirán dictando nuestros lugares de trabajo.

6. Pide consejo si lo necesitas

Los departamentos de RRHH o Jurídico o de Compliance podrán ofrecerte un sólido asesoramiento sobre cómo evitar el sesgo inconsciente o la discriminación a la hora de tomar decisiones complejas, como la rescisión de contratos o el despido de personas, para asegurarte de que las normas se cumplen correctamente.

7. Cuidado con la discriminación indirecta

Asegúrese de que las políticas de su empresa no pongan inadvertidamente en desventaja a determinados grupos. Por ejemplo, un requisito de «corte limpio» podría discriminar a quienes llevan el pelo largo por motivos religiosos. A la inversa, no finjas que no has notado el acoso de un directivo depredador porque «son sólo bromas» o «no quiere decir nada con ello». Tiene el potencial de dañar tu reputación para siempre.

Por último, la igualdad en el lugar de trabajo no consiste únicamente en aplicar procedimientos para detener la discriminación en el lugar de trabajo. Eso es lo más fácil. También tenemos que promover activamente la igualdad y la inclusión, garantizando que las personas sean libres de centrarse en lo que más importa: hacer que nuestra empresa sea lo mejor posible.

Si te ha gustado este contenido, comenta y usa los botones abajo para compartir en tus redes sociales!!! 😊

Si quieres dejar tu opinión, recuerda que siempre sea de firma positiva y con respeto. Por el contrario, cualquier opinión agresiva, conductas o expresiones que vayan en contra del respeto, la dignidad, o constituyan injurias o calumnias será bloqueado, y denunciado a las Autoridades conforme a lo previsto artículo 208 del Código Penal Español. El delito de injurias se prevé una pena de multa que oscila entre 3 y 14 meses y para las calumnias la pena será de prisión de 6 meses a 2 años o multa de 6 a 24 meses.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: